Para que sea más fácil de entender, ponemos los tipos tal y como tendrán que ser identificados en el etiquetado del producto en la nueva norma de calidad del ibérico que recoge modificaciones en el etiquetado de los productos para clarificar la información que el consumidor recibe sobre la pureza racial y la alimentación con la que se crió el cerdo, cuya pieza se va a adquirir.

 

JAMÓN 100% IBÉRICO

JAMÓN 100% IBÉRICO, cuando sean procedentes de animales con un 100% de pureza genética de la raza ibérica, cuyos progenitores tengan así mismo un 100% de pureza racial ibérica. Y que dependiendo de la alimentación podrán ser:

de Bellota: si su alimentación principal han sido bellotas y pastos en libertad.

de Cebo de Campo: si su alimentación también ha sido en libertad a base de piensos de cereales y legumbres además de pastos y alguna bellota de la dehesa.

de Cebo: si su alimentación a sido a base de piensos de cereales y legumbres pero no en libertad, sino en granjas.

 

JAMÓN 50% RAZA IBÉRICA

JAMÓN 50% RAZA IBÉRICA (tanto por ciento de raza ibérica, el mínimo será del 50%), cuando sean procedentes de animales con al menos el 50% de su porcentaje genético correspondiente a la raza porcina ibérica. Y que dependiendo de la alimentación podrán ser:
de Bellota: si su alimentación principal han sido bellotas y pastos en libertad.

de Cebo de Campo: si su alimentación tumbando ha sido en libertad a base de piensos de cereales y legumbres además de pastos y alguna bellota de la dehesa.

de Cebo: si su alimentación ha sido a base de piensos de cereales y legumbres pero no en libertad, sino en granjas.

 

A TENER EN CUENTA:

El popular término “pata negra” sólo puede aparecer en el etiquetado del producto de mayor calidad, es decir el “de bellota 100% ibérico”.

Los términos “Dehesa” y “Montanera”, solo se podrán usar en el etiquetado de los productos “de bellota” independientemente de la pureza de la raza. Nunca en los “de cebo de campo” o “cebo”.

A partir de ahora se prohibe el uso de los términos “recebo” e “ibérico puro” en el etiquetado del producto.

En el etiquetado y publicidad de los productos, solo aquellos que se designen como “de bellota” podrán llevar nombres, logotipos, imágenes, símbolos, o menciones que evoquen o hagan alusión a algún aspecto relacionado o referido con la bellota o la dehesa.

 

CONSEJOS PARA EL CONSUMIDOR

1º.- Olvídese de la coletilla “de Recebo“. A partir de ahora pasa a llamarse “de Cebo de Campo“.

2º.- Hasta ahora la forma más segura de adquirir un producto 100% ibérico era aquel que estuviera certificado por alguna de las Denominaciones de Origen o Zonas Geográficas Protegidas que existen en nuestro país como la Denominación de Origen Dehesa Extremadura.

A partir de ahora podrá comprarlo con garantía sin que tenga que estar certificado por una Denominación de Origen. Aunque si lo está, se llevará a su casa el mejor jamón ibérico posible.

3º.- Para que se haga una idea de la calidad según la raza y la alimentación a continuación le mostramos, siempre bajo nuestro criterio y sin que se rija por alguna norma, la siguiente clasificación de mayor a menor calidad.

– 1º.- Jamón 100% Ibérico de Bellota
– 2º.- Jamón 75% raza ibérica de Bellota
– 3º.- Jamón 50% raza ibérica de Bellota
– 4º.- Jamón 100% Ibérico de Cebo de Campo
– 5º.- Jamón 75% Ibérico de Cebo de Campo
– 6º.- Jamón 50% Ibérico de Cebo de Campo
– 7º.- Jamón 100% Ibérico de Cebo
– 8º.- Jamón 75% Ibérico de Cebo
– 9º.- Jamón 50% Ibérico de Cebo